BENEFICIOS DE UN POST SOLAR FRENTE A UNA CREMA HIDRATANTE

Muchos de nosotros tenemos clara la necesidad de utilizar un protector solar cuando vamos a tomar el sol pero, ¿somos todos conscientes de la necesidad de hidratar y reparar la piel después de un baño de sol?

¿Qué cuidados necesita nuestra piel después de estar expuesta al sol? Lo primero que hay que tener en cuenta es que el calor, el sol, la sal del mar y el cloro de las piscinas, entre otros, producen sequedad, con lo que será esencial hidratar nuestra piel, tanto antes, como durante y después de la exposición.

Pero después de la exposición al sol no es suficiente con utilizar una crema hidratante. Hay que tener presente que, por muy cuidada y protegida que esté nuestra piel, el contacto con el sol produce otros daños a corto plazo, a parte de la deshidratación, como pueden ser el eritema (enrojecimiento) y la tirantez, y que puede causar daños a largo plazo, como son la aparición de manchas y arrugas como efecto del envejecimiento prematuro celular.

Por todo ello, se aconseja utilizar siempre un producto específico post solar ya que, aparte de hidratar, contiene ingredientes específicos con propiedades calmantes, refrescantes, nutritivas, reparadoras y antioxidantes. Además, aporta otras funciones beneficiosas para nuestra piel, como por ejemplo:

  • Prevenir el riesgo de quemaduras y de envejecimiento prematuro.
  • Aliviar, hidratar y regenerar la piel, que puede estar dañada por el sol.
  • Efecto calmante y antioxidante.

Todos estos beneficios, no sólo nos ayudarán a regenerar la piel que ha estado expuesta al sol, sino que nos serán útiles para alargar el bronceado y preparar la piel para nuevas exposiciones.





CONTENIDO

RELACIONADO: