LOS SECRETOS DE UNA BUENA PROTECCIÓN

El verano nos da la oportunidad de disfrutar del sol como nunca. Y para hacerlo de una manera responsable y saludable, es importante proteger bien la piel siguiendo algunos consejos. Descubre cómo asegurarte una adecuada exposición al sol y conseguir el mejor bronceado: 

1) Elegir un factor de protección y una textura adecuada para tu tipo de piel.

2) Aplicar el filtro solar 30 minutos antes de la exposición y no vestirte hasta que la piel esté completamente seca.

3) Mientras nos exponemos al sol, debemos renovar la aplicación cada 2 horas para mantener la protección.

4) En casos donde la exposición solar es más potente, como en la montaña o en alta mar, no podemos olvidar el fotoprotector y otros elementos que puedan protegernos: gafas, camiseta, gorra y sombrilla.

5) Beber agua a menudo, especialmente si hace calor. Cuidar la hidratación es uno de los puntos fundamentales para proteger la piel, tanto antes como durante y tras la exposición al sol.

6) Intentar evitar exponerse al sol entre las 10h y las 16h en verano. Si se hace, es aconsejable estar en la sombra de vez en cuando.

7) Los niños y las personas mayores son más sensibles a la radiación solar. Por ello, es aconsejable que eviten exponerse al sol durante las horas de máximo calor.


Y recuerda, tienes a tu disposición nuestro Recomendador Solar para saber qué productos Ecran® cuidan y protegen mejor tu tipo de piel. 

 


CONTENIDO

RELACIONADO: